29 de noviembre de 2007

La divulgación científica en la red mejora la atención médica

Internet se configura como una de las fuentes principales de información para profesionales sanitarios y pacientes. El uso común de los datos que ofrecen los nuevos soportes de divulgación científica, como los blogs, supone más ventajas que riesgos en la atención médicaLa introducción de las nuevas tecnologías de la comunicación y de numerosos sitios web que facilitan información sobre salud suponen una importante fuente de posibilidades para mejorar la atención sanitaria como son la interactividad, la posibilidad de personalizar las relaciones con los usuarios y la facilidad para publicar y actualizar los contenidos. Esta ha sido una de las conclusiones de la III Jornada Medes-Medicina en Español de la Fundación Lilly, La publicación Médica en España: El papel de las nuevas tecnologías en la divulgación del conocimiento científico, que se ha celebrado en Madrid.

"Internet se configura como un instrumento para lograr una atención sanitaria más eficiente; mejora la calidad de la atención y la accesibilidad a los avances biomédicos. Además, ayuda a que las decisiones de los pacientes sean mejor asumidas, facilita el acceso al conocimiento por parte de los facultativos y la relación entre médicos y pacientes", explicó Javier González de Dios, jefe del Servicio de Pediatría del Hospital de Torrevieja y miembro del Comité Científico de Medes.

"Los médicos tienen dudas clínicas mientras pasan consulta; por eso necesitan herramientas electrónicas ágiles y de síntesis", afirmó Arturo Louro, médico de primaria del Centro de Salud de Cambre, en La Coruña, y responsable de www.fisterra.com/fisterrae, una herramienta que integra recursos de apoyo para profesionales sanitarios. Además de ser una de las principales fuentes de información -y en muchas ocasiones de formación- para el personal sanitario, internet es un recurso de acceso fácil para los pacientes, que cada vez tienen un papel más activo en la consulta.

Según se ha puesto de manifiesto en la jornada, que el facultativo y el paciente accedan a los mismos datos a través de internet tiene más ventajas que riesgos. "El uso común de información científica y especializada en salud contribuye a que se elimine el modelo de relación paternalista en la que predominaba la asimetría de la información. Ahora hemos conseguido un modelo mucho más democrático y enriquecedor para todos", señaló González de Dios.

De hecho, "es recomendable que el médico facilite determinadas direcciones electrónicas a sus pacientes para que amplíen la información que se le ha transmitido en la consulta".

Además de internet, las tecnologías están dando lugar a nuevos soportes de difusión del conocimiento científico, como los blogs, que "destacan por ser un medio de comunicación rápido, variable y que aporta espontaneidad al discurso", afirmó Rafael Bravo, médico de primaria del Área 10 de Madrid. La posibilidad de compartir espacios intelectuales con otros médicos y con editores de revistas científicas "apoya significativamente el proceso de divulgación científica", afirmó. "Estos nuevos soportes abren posibilidades de difusión mayores y, aunque aún no están configurados, en breve se crearán las estructuras adecuadas y la información estará más actualizada", según destacó González de Dios.

Revistas digitales
En España existen unas 400 revistas biomédicas, de las cuales un 70 por ciento disponen de versión digital; sin embargo, "aún estamos lejos de las cifras de otros países. Los soportes digitales se están convirtiendo en una de las principales fuentes de información y los científicos apuestan por el acceso inmediato y actualizado a las últimas publicaciones desarrolladas en el mundo. Por ello, debemos encontrar otras vías que permitan optimizar la difusión de la investigación española", apuntó José Antonio Gutiérrez Fuentes, director de la Fundación Lilly.



Fecha de publicación:

29/11/2007

Autor:

Quesada, Victoria

Fuente de la noticia:

DIARIOMEDICO
Publicar un comentario en la entrada